Salud y bienestar: 5 maneras de energizar el agua que tomamos

Uno de los recursos más importantes para mantener nuestro organismo funcionando óptimamente es hidratarlo, desintoxicarlo y energizarlo tomando grandes cantidades de agua fresca. El cuerpo del ser humano está principalmente constituido por agua y ésta es tan vital para su existencia como el oxígeno.

Energizar el agua que tomamos

El problema con el agua que ingerimos hoy en día es que para el momento que emergió de nuestra canilla o grifo ha perdido completamente todas sus propiedades energéticas, producto de los procesos de las plantas potabilizadoras y la gran cantidad de horas que pasa estancada (si no estás familiarizado con este tema, podés acceder a esta nota del Dr. Masaru Emoto y los cristales de agua).

Cómo podemos hacer para que el agua que tomamos recupere su vitalidad y pueda nutrir correctamente nuestro sistema energético? Hoy veremos 5 formas muy diferentes que funcionan para tal fin, a modo de volver a energizarnos correctamente con el agua que tomamos.

Desintoxicar el agua previamente a su energización

Antes de proceder a energizar el agua con el método de tu elección, ésta deberá estar libre de sustancias tóxicas que se utilizan en los procesos de potabilización. Para esto puedes utilizar un filtro industrial o casero que la deje limpia y fresca, ya que de otro modo es muy difícil vitalizarla.

Si compras agua envasada o mineral, deberías saber que aunque sea naturalmente mineralizada ya ha perdido la mayor parte de su potencial energético al estar estancada y envasada tanto tiempo en un recipiente plástico, por lo cual deberás energizarla también.

Métodos para energizar el agua

Seguramente haya muchísimas maneras de energizar el agua que tomamos, debido a la multitud de diferentes técnicas de manipulación energética que existen. Hoy veremos 5 maneras accesibles y sencillas de aplicar, para que podamos hacerlo nosotros mismos ó cualquier miembro de la familia en casa .

1 – Energizar el agua con calor

El agua tibia es saludable para nuestro sistema digestivo. En las culturas orientales, tomar agua fría es cometer una inconsciencia contra el cuerpo, ya que se dice que el agua fría “apaga el fuego interno”. Esto es veraz, ya que el plexo solar, que domina los órganos digestivos, es el “sol” energético de nuestro cuerpo.

Utilizar la comunión con los elementos naturales es una de las maneras más antiguas de energizar el cuerpo, y en este caso se utilizan las dos fuerzas combinadas del fuego y el agua, que lejos de ser opuestas funcionan complementariamente para energizar todo mi sistema.

El fuego es energía. Es usual encontrar en las culturas milenarias, como la chamánica o la hindú, ceremonias de fuego que se utilizan para activar los centros energéticos, debido al alto potencial vibracional que tiene el calor del fuego. La energía del fuego es absorbida por el agua e integrada a nuestro sistema de una manera en la que obtenemos beneficios generalizados.

2 – Energizar el agua con movimiento

En el fluir de la existencia, el movimiento es vida. La energía que no fluye muere. De la misma manera, el agua que permanece mucho tiempo estancada pierde su potencial energético debido a que ha perdido su capacidad para fluir y recargarse. Es por eso que el agua limpia de los arroyos tiene tan altas propiedades energéticas, combinando el movimiento con la exposición al campo energético de la Tierra.

Para recargar el agua utilizando movimiento puedo ponerla en una licuadora durante unos minutos y tomarla en el momento. De nada sirve movilizarla para guardarla, ya que vuelve a perder las propiedades.

3 – Energizar el agua con las palabras

Si ya han leído la nota de Masaru Emoto y los cristales de agua, sabrán cuál es el efecto que producen las palabras y las intenciones en el agua que tomamos. Las palabras poseen vibración propia, y podemos utilizarla para reestructurar molecularmente el agua a la vibración de la sanación y el amor.

Para esto no sólo puedo utilizar técnicas como el Ho’oponopono en el agua, recitando las palabras ó mantras yo mismo, sino que también puedo escribir las palabras en los recipientes que contendrán el agua, para que ejerzan su efecto a largo plazo.

4 – Energizar el agua con Reiki o imposición de manos

De la misma manera que trabajamos con nuestro campo energético utilizando Reiki o imposición de manos, podemos hacerlo de manera indirecta energizando el agua que tomamos.

Cada vez que energizo el agua potable en mi casa, comienzo a bostezar como cuando atiendo personas que tienen residuos energéticos… ésa es el agua que tomamos. Podemos de esta manera despojar al agua de residuos energéticos y vitalizarla de la misma manera que cuando hacemos terapia de sanación. – Visitar este artículo para más información sobre este tema –

5 – Energizar el agua con la luz del sol

Si el agua se vitaliza con el fuego, entonces el Sol es la mayor fuente de fuego de la que disponemos. La luz del sol nos ayuda a limpiar residuos energéticos superficiales y energizar nuestro sistema y el de los lugares que habitamos, y de la misma manera lo hace con el agua.

Podemos dejar agua filtrada durante 3 horas a los rayos del sol, agregando algunas flores frescas de olivo o aloe vera para incrementar los efectos.

 

El agua tiene una influencia tan poderosa en nuestro sistema que hasta puede utilizarse como una herramienta para la sanación, tanto como la medicación alopática. Sólo debe poseer el potencial vibratorio adecuado para obtener los efectos deseados.

Más adelante veremos otras maneras de energizar el agua que tomamos, pero con estos trucos sencillos será más que suficiente para cambiar nuestra manera de utilizar esta herramienta tan valiosa para nuestra sanación y bienestar.

 

4 comentarios en “Salud y bienestar: 5 maneras de energizar el agua que tomamos

  1. Blanca dijo:

    Que interesante, me dijeron que en una jarra de cristal ponga agua y la exponga a los primeros rayos de sol para energética la, que me dice de esto?

    • testaadriana dijo:

      Hola Blanca, gracias por dejar tu comentario. Utilizar la luz del Sol para energizar tanto el agua como el cuerpo humano es una excelente herramienta. Es verdad, los mejores momentos para cargar tanto el agua como el cuerpo al Sol son las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, ya que el resto de las horas la carga de plasma es demasiado fuerte, y termina resultando nociva.
      Espero que te haya servido mi respuesta. Saludos!
      Adriana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s