Los beneficios de ser vegetariano (o de disminuir el consumo de carne)

los-beneficios-de-ser-vegetariano-top

En la comunidad del Yoga es muy usual (mucho más usual que prácticamente cualquier otro ámbito en el que me haya desenvuelto) encontrarse con gente vegetariana, vegana, o que se preocupa por mantener una alimentación saludable. En el último tiempo noté que esta consciencia en la alimentación se está expandiendo cada vez más, alcanzando a personas de todas las edades y estilos de vida.

La vieja convención social desdeña y hasta se burla de las personas que deciden dejar de comer carne, catalogándolos de locos, soñadores, idealistas, etc. Sin embargo, el desarrollo de una nueva consciencia de nuestro Ser y nuestro estilo de vida, lleva a cada vez más cantidad de personas a cuestionar el consumo de carne y, en muchísimos casos, a prácticamente desterrarlo de su vida.

Hoy hablaremos de los diferentes aspectos de la dieta vegetariana, sus ventajas y dificultades. Este artículo no se basará en experimentos científicos ni creencias idealistas, sino que es simplemente mi propia experiencia en el ámbito de la alimentación, luego de la conclusión de un proceso de aprendizaje acerca del rol de la misma en nuestra salud física y energética, tanto en mi propio cuerpo como en el campo energético de las personas a las que he asistido con armonizaciones energéticas a lo largo de los años.

Características de una dieta vegetariana y vegana

Para las personas que no están muy seguras de la diferencia entre la alimentación vegetariana y vegana, haré una distinción básica entre los dos términos, sin entrar en cuestiones técnicas de grados dependiendo de los tipos de productos consumidos.

los-beneficios-de-ser-vegetariano-derivados

Una persona vegetariana puede incluir derivados de animal en su dieta.

Hay mucha confusión de parte de personas no entradas en el tema acerca de lo que se considera como “carne”. En mi consulta numerosas veces escucho “No, yo no como carne, como sólo pollo, o pescado…”.

Dejando las cosas bien en claro, entonces, comer carne no es sólo acerca de la carne roja, de vaca o cerdo, sino que incluye todo tipo de tejido muerto, ya sea de pollo, pescado, pato, cangrejo o vizcacha. Es decir que “todo bicho que camina…”, como dice el dicho (y agrego la distinción “y tiene tejidos cárnicos en su composición física”) entra en la concepción de lo que es carne.

A grandes rasgos, una persona que es vegetariana no come carne de ningún tipo de animal, pero sí puede incluír derivados de animal en su alimentación, como huevos, leche, queso, etc. Una persona vegana, en cambio, no consume carne ni ningún otro tipo de derivado animal. Según la convención de clasificaciones, hay grados dependiendo de si se consumen huevos, etc. pero comprender esas diferencias es algo superficial que no abarcaremos en esta nota.

Dietas vegetarianas y el sistema de creencias

Hay muchas personas que dejan de comer carne por cuestiones éticas y morales. Es decir, que al identificarse con un sistema de creencias que va en contra de torturar y quitar una vida de otro ser, deciden dejar de participar en la industria como hoy la conocemos, que fomenta cada vez más el maltrato y abuso del animal que será posteriormente consumido.

Yo creo que cuando tomamos esta decisión desde el corazón, debido a que por una cuestión de compasión no podríamos pensar en que se está torturando a ese Ser, entonces nuestro estado de consciencia está apto para realizar un cambio permanente en la dieta. Cuando por razones de coherencia interna y de salud decidimos limitar el consumo de carne, también es ventajoso, ya que si bien no parte de la compasión, parte de la toma de consciencia del efecto que produce la carne en nuestros sistemas. Ambos puntos de vista pueden llegar a resultados satisfactorios.

Por otra parte, también he conocido personas que, sin haber realizado el proceso adecuado de toma de consciencia, toman la decisión de limitar el consumo de carne solamente por una cuestión moral o la identificación de un sistema de creencias, lo cual se basa en un proceso totalmente mental, sin la transformación interna adecuada y necesaria para llevar adelante el proceso. Al menos en todos los casos que he conocido de esta índole, estas personas limitaban el consumo de carne pero se desequilibraban en otros aspectos, no pudiendo mantener una alimentación ni un estilo de vida balanceados, ya que su estado de consciencia interna no estaba listo para afrontar estos cambios.

Dejar de consumir carne bajo estos términos puede tener serias desventajas, en primer lugar porque hay personas que debido a su composición energética y nivel de consciencia, todavía podrían beneficiarse del consumo de carne y utilizarlo para diferentes procesos energéticos, como el enraizamiento, por ejemplo. En segundo lugar, porque en el proceso de dejar de comer carne, la persona se identificó con un proceso mental y se desconectó de las necesidades de su cuerpo, provocando mayor profundización en la desconexión con su Ser interno.

los-beneficios-de-ser-vegetariano-carne

Hay personas que no están listas para abandonar definitivamente el consumo de carne, y no es necesario emitir juicios al respecto.

En términos generales, estas personas se sienten orgullosas de su estilo de vida, y muestran grandes prejuicios acerca de las personas que eligen otros estilos de vida, lo cual los desconecta todavía más de sus características compasivas y de amor incondicional. Todos tenemos diferentes niveles de agresión en nuestro interior y debemos aceptarlos, de nada sirve apuntar afuera con el dedo teniendo tanto trabajo interno para hacer.

En este aspecto, si una persona ha decidido dejar de comer carne, le propongo que analice de dónde parten las razones para su decisión, y si son las más saludables para las necesidades de su sistema, sin emitir juicios acerca de las mismas, ni de las de otras personas.

Dietas vegetarianas y el sistema energético

Como todos ya sabemos a este punto, la industria de la carne es una gran generadora de inconsciencia y enfermedades. Hablando desde el punto de vista energético, las emociones negativas producen la mayoría de los desequilibrios de nuestro sistema, y podemos estar seguros de que un animal que ha experimentado estrés, sufrimiento y miedo a lo largo de su crianza o en los momentos previos a su muerte, tendrá una carga energética terriblemente desfavorable para nuestro propio sistema, ya que con el consumo de su carne, consumimos también la energía que se hallaba asociada a ese cuerpo.

Si bien no podemos negar que cuando lastimamos a una planta también estamos causando un grado de estrés y sufrimiento a otro ser vivo, el nivel de consciencia es diferente y los resultados también. Por otra parte, hay multitud de alimentos vegetales, cereales, etc., que pueden cosecharse sin causar sufrimiento a ningún ser viviente, como frutos, hortalizas, nueces, semillas, etc.

Sería ideal realizar, como en las culturas iniciáticas, un proceso de agradecimiento y toma de consciencia hacia la energía que nos está siendo brindada a través de la tierra, los árboles, plantas y vegetales, pero aún en la industria de lo orgánico todavía hay mucho trabajo para hacer. Para las personas que necesitan consumir carne, pueden recurrir al pescado que no proceda de criaderos, a lo kosher o a lo que más se acerque a lo orgánico y natural.

Por lo pronto, podemos ahorrarnos mucha contaminación energética consumiendo productos orgánicos, libres de pesticidas y agroquímicos, y realizando un agradecimiento o bendición de los alimentos a la hora de comer, por ejemplo.

Por qué es beneficioso dejar de comer carne?

A nivel físico, podemos comenzar por decir que el sistema del ser humano claramente no ha sido diseñado para el consumo de carne. Nuestros intestinos se ven dañados por los trozos de tejido no digeridos que se pudren en nuestro interior, y las bacterias que mantienen el equilibrio intestinal también se ven afectadas, disminuyendo o desapareciendo casi por completo con el pasar de los años. Los pedazos de carne se incrustan y pudren entre los dientes, desequilibrando también las bacterias y el ph de la boca, causando caries y otros desórdenes digestivos (de lo cual se abusa la industria de la higiene dental para vendernos cada vez más productos innecesarios).

Sumado a estas desventajas, hoy en día toda carne de granja o criadero recibe dosis innecesarias de antibióticos y hormonas para mejorar la producción y los márgenes de ganancia. Estas sustancias van a parar a nuestro cuerpo causando desequilibrios y enfermedades que ni siquiera se nos ocurriría que pueden surgir de una alimentación inadecuada.

A nivel energético, bajar el consumo de carne suele bajar los niveles generales de agresividad y desconexión con los procesos espirituales. Si bien no necesariamente una persona que deje de comer carne se volverá más pacífica y espiritual (debido a las razones para dejar de comer carne que ya hemos explicado anteriormente), la realidad energética es que el sistema recibirá menos energía congestiva y densa, mejorando las posibilidades para un cambio de conducta.

Por qué puede ser perjudicial una dieta vegetariana?

Cuando una persona toma a la ligera la realidad de encarar una dieta vegetariana o vegana, pueden presentarse a su vez grandes desventajas. En términos generales estas desventajas incluyen anemia o debilidad debido a la falta de proteínas o hierro, pero también puede suceder un desequilibrio por falta de vitaminas y minerales, especialmente B12 pero no siendo el único caso.

Muchas personas encaran una dieta vegetariana cuando en realidad no les gusta consumir frutas y verduras (que es la base de este tipo de alimentación!). Entonces, no comen carne pero comen montones de otros alimentos perjudiciales, como azúcares y harinas refinadas, que desequilibran aún más las deficiencias alimenticias causando comportamientos compulsivos, ansiedad y enfermedades físicas, sin hablar del sobrepeso.

los-beneficios-de-ser-vegetariano-equilibrio

Una dieta vegetariana o vegana debe ser completa y equilibrada, realizándose a consciencia.

Para que una dieta vegetariana y especialmente vegana sea completa debe tomarse muy en serio y a consciencia. Deben incluirse siempre variedad de frutas y verduras de estación (mientras más crudas, mejor), semillas, legumbres y cereales integrales. Debe encontrarse la manera de llevar una dieta completa y equilibrada para que el cuerpo se beneficie realmente de la nueva alimentación.

Es preferible realizar los cambios poco a poco pero poder sostenerlos antes que realizar cambios bruscos que nos desequilibran. Hoy en día mi consumo de carnes, leche y queso es mínimo (todavía como huevos, porque siento que mi cuerpo responde favorablemente a su consumo). Dejé de comer carnes porque así me lo indicó mi cuerpo, y tolera muy bien el bajo consumo esporádico cuando se presenta la ocasión. Todo fueron ventajas en este cambio en la dieta, y aprendí gradualmente cómo tenía que hacer para equilibrar el nuevo estilo de vida. A partir de ahí, poco a poco, cada vez consumo menos productos animales y los cambios son siempre favorables y permanentes.

Poco a poco implementé también la disminución de harinas y azúcares refinadas (aunque todavía consumo, pero muchísimo menos), y el proceso se desarrolló de similar manera, siempre favorablemente y en carácter de permanente. Mi conducta y energía física fue acompañando los cambios y nunca volvería atrás mi estilo de vida (ni mi cuerpo me lo permitiría). Los cambios abruptos y atropellados son una agresión hacia nuestro cuerpo, al que debemos tratar con amor y cuidado.

La nueva consciencia y la alimentación

Por lo que he podido observar de los cambios alimenticios en los últimos años (tanto míos como de personas allegadas y de personas que veo en consulta), tanto el cuerpo físico, como el mental y el emocional responden de manera palpable y muy favorable a los cambios en la alimentación.

Con el pasar del tiempo de la nueva dieta se van limpiando el hígado, los intestinos, las arterias y todos los órganos internos que sostienen las funciones corporales, aportando mayor energía y un mejor funcionamiento del cuerpo en general. Estos cambios son a veces suficientes para sacar a muchas personas de la depresión, la apatía y el cansancio crónico.

En términos de conducta, los impulsos agresivos, los nervios y la ansiedad disminuyen (siempre hablando de una dieta equilibrada), por lo que la persona se vuelve más estable y coherente emocionalmente, con mayor capacidad de enfoque y aprendizaje.

Ventajas sociales y mundiales de una dieta vegetariana

Si cada individuo por su cuenta pudiera llevar adelante el tipo de cambio interno previamente mencionado, serían indudables las diferencias que podríamos apreciar en nuestra existencia e interacción social diaria. Habría mucha más coherencia, compasión, consciencia y paz en todos los ámbitos, y mejoraríamos la calidad de todos los trabajos realizados.

los-beneficios-de-ser-vegetariano-tierra

Si seguimos en nuestro actual camino de indiferencia e inconsciencia, pronto no tendremos tierra que sembrar. 

A nivel mundial, la industria de la carne está desertizando el planeta. Hoy en día, la soja es uno de los cultivos más sembrados, y se lo cosecha para alimentar ganado, no personas. La desertización de los suelos debido a la falta de rotación en las cosechas de soja nos dejará en poco tiempo sin suelos fértiles que cultivar, lo que sin duda llevará a más desmantelación forestal, que provoca aún más desequilibrios en el clima, la fauna y la flora del planeta. Esto nos llevará a un ciclo vicioso que ya puede verse en las condiciones de existencia actual sobre la Tierra.

El cambio de consciencia individual también nos ayudará a bajar los niveles de consumismo e insatisfacción, pudiendo aprovechar más eficientemente los recursos del planeta y buscando una existencia equilibrada con la misma, en lugar de buscar cada vez más hoy a costa de que futuras generaciones puedan vivir el día de mañana.

No podemos hacer cargo sólo a las grandes corporaciones por lo que sucede en nuestro planeta. Todos somos colaboradores de un sistema que nos está dejando sin futuro, y somos los responsables de consumir lo que estas corporaciones nos ofrecen. El terrible exceso en el consumo de carne es sólo una señal más que debemos observar en nuestra conducta general, para poder transformar el mundo como lo conocemos, y poder disponer de un futuro digno y más elevado.

 

Si te interesa desintoxicar tu sistema de los derivados de animal, te recomiendo leer mi nota previa acerca de la desintoxicación para la sanación espiritual.

2 comentarios en “Los beneficios de ser vegetariano (o de disminuir el consumo de carne)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s