La importancia de aceptarnos tal cual somos

aceptarnos-a-nosotros-mismos-top

Creo que debido al tipo de sociedad en la que vivimos, en la que la comparación y la competencia son el paradigma en vigencia, la mayoría de nosotros posee un fuerte grado de auto crítica. Hay una gran diferencia entre observar nuestros aspectos menos desarrollados para poder trabajar sobre ellos y observar lo que consideramos un defecto en nosotros, sintiéndonos disminuidos por ello.

Aceptarnos tal cual somos no tiene nada que ver con la negación o la indulgencia, por el contrario, tiene que ver con dar una buena mirada a quien somos y decidir que nos queremos a nosotros mismos sin importar qué, lo cual todavía nos permite mejorar si es este nuestro deseo.

¿Cuáles son las consecuencias de nuestra propia falta de aceptación? Hoy repasaremos las consecuencias emocionales, mentales y energéticas de no aceptarnos totalmente tal cual somos.

La comparación en el ámbito de la competencia

Debido a que hemos aprendido que somos seres separados de nuestra divinidad original y de todos los otros seres que nos rodean, sentimos que los recursos a nuestro alrededor son limitados, y existen solamente para el que los reclama primero. En este sentido, es normal compararse con el de al lado, pensando que si es más inteligente, fuerte, agresivo, traicionero, adinerado o físicamente atractivo, tendrá mejores aptitudes para hacerse con la presa deseada (sea ésta un trabajo, dinero, pareja, etc.).

Cuando estamos percibiendo desde este paradigma, nuestro condicionamiento de supervivencia instintiva y los estándares sociales inculcados en nuestro inconsciente se activan, y comenzamos automáticamente a observarnos con ojo crítico. Entonces, “como no soy el más inteligente, atractivo, fuerte, con mejor educación, etc… no podré obtener lo que quiero/necesito para mi subsistencia/felicidad”.

El problema de identificarse con un cuerpo físico, es que éste es limitado, vive en un universo limitado y tiene características regidas por la idea de separación, de que hay algo ahí afuera que necesitamos, y un montón de variables externas que pueden impedirnos obtenerlo si no somos físicamente aptos.

La competencia no existe

La buena noticia es que no somos sólo un cuerpo, sino que somos seres espirituales, eternos e ilimitados que utilizan un cuerpo como medio de expresión en el plano físico. Cundo recordamos este aspecto de nuestra naturaleza, nos damos cuenta de que las limitaciones de nuestro cuerpo físico son relativas a nuestra capacidad de canalizar nuestros aspectos divinos.

Nuestras creaciones y el universo que nos rodea no son cosas que existan separadas de nosotros, sino que más bien suceden por medio de la energía divina que se canaliza a través de nuestro Ser. Del mismo modo, las cosas que necesitamos no se encuentran separadas de nosotros, sino que forman parte de nuestra realidad física en la medida en la que podemos alinearnos internamente con la energía creadora. Los recursos no son limitados ya que todo es energía y se manifiesta en la medida en la que podamos crearla, sin importar las circunstancias externas.

Lo maravilloso de conectarnos con nuestro espíritu es que todos podemos hacerlo, sin importar que tan fuertes, inteligentes, adinerados o atractivos seamos. Sólo debemos dejar de identificarnos con nuestro cuerpo, y recordar nuestra verdadera naturaleza de Ser.

¿Por qué es tan importante aceptarnos tal cual somos?

aceptarnos-a-nosotros-mismos-kfp

No hay un ingrediente especial“, Kung Fu PandaCuando comprendemos que no hay un ingrediente especial, que no hay necesidad de sobresalir, de ser especiales, de ser mejores, de tener aptitudes superiores, nos sentimos libres para ser quienes somos y expresar lo mejor de nosotros mismos, dejando de lado la necesidad de ser perfectos.

Sin importar cómo nos percibamos a nosotros mismos, todos tenemos un invaluable conjunto de herramientas físicas que podemos utilizar a nuestro favor, y las que no poseemos, podemos desarrollarlas a conveniencia, o suplantarlas con otras que pueden ayudarnos a llegar a la misma meta por otro camino. No hay una sola manera de alcanzar un propósito, los caminos son tan infinitos e ilimitados como lo es nuestro espíritu.

La importancia de aceptarnos tal cual somos reside en sacar el mejor partido de nuestras características constructivas, sin importar qué tan pocos convencionales puedan éstas llegar a ser. Cuando comprendemos que tenemos en nuestro interior todo lo que necesitamos para avanzar por nuestro camino de vida, dejamos de percibir obstáculos y comenzamos a considerar posibilidades.

Si dejamos de comparar nuestra vida con la del otro y comenzamos a observarnos con honestidad, considerando sólo nuestras necesidades y no lo que sentimos que el exterior nos impone, nos daremos cuenta de que tenemos en nuestro interior todo lo que necesitamos para lograr nuestras metas y ser felices (aunque tal vez no sea en la forma que habíamos idealizado en primer lugar).

Las consecuencias del auto-rechazo

En nuestro plano mental, el auto-rechazo es un constante conflicto interno. Perdemos la coherencia entre lo que realmente pensamos, creemos y percibimos y lo que expresamos hacia el mundo, condicionando las elecciones que tomamos todos los días temiendo el juicio externo y la posibilidad de perder nuestro sustento de vida. Es así como perdemos nuestra paz mental, viviendo constantemente en el pasado por miedo a repetir nuestros errores en el futuro, planificando constantemente e intentando controlarlo todo.

A nivel emocional, estamos intentando volvernos máquinas que no sienten, ya que la emoción se considera una vulnerabilidad y un desequilibrio que nos debilita para la competencia diaria. Es así como nuestro cuerpo se carga de energía emocional que nunca se expresa, generando todo tipo de enfermedades físicas y desequilibrios en la conducta. Nos despreciamos a nosotros mismos y ocultamos quienes somos, y la luz de nuestro espíritu queda cada vez más oculta debajo de la sombra no expresada.

A nivel físico, esta conducta insana comienza a reflejarse cada vez más por medio de diferentes tipos de síntomas y patologías, en un intento desesperado de nuestro cuerpo por advertirnos que nos hemos desalineado tanto de nuestra fuente original de vida que nuestra expresión física carece del soporte energético necesario para sostenerse vital y saludable.

¿Cómo podemos comenzar a trabajar la auto aceptación?

Creo que un buen primer paso es aceptar que había muchos aspectos de nosotros mismos que estábamos rechazando. Si no comenzamos por sincerarnos, un trabajo profundo de auto observación es prácticamente imposible. Lo segundo es comprender que este es un trabajo individual e interno, y que no apunta a la comparación externa en ningún aspecto. Somos nosotros solos, trabajando con nosotros mismos, sin importar lo que hagan los demás.

Cuando intento trabajar con el auto rechazo en consulta, lo primero que hago es apuntar a la persona hacia sus virtudes, sin importar lo pequeñas o superficiales que éstas puedan parecer (hay personas que tienen un estado tal de auto rechazo que prácticamente no pueden encontrar algo bueno para decir de sí mismos).

La idea no es permitir al ego que se aferre a estos aspectos para sentirse superior a los demás, sino utilizarlos como un anclaje de las herramientas que tenemos para trabajar con nosotros mismos y reconectarnos con lo que es mejor para nosotros. Cuando el ego toma las riendas del proceso, se evidencian prontamente las huellas de la superioridad y la soberbia, lo cual genera también un desequilibrio hacia el extremo opuesto de la balanza. La idea es observarnos verazmente, no compararnos con los demás.

Trabajar haciendo todos los días una lista de lo que consideramos nuestras virtudes, y agradecer por ellas,  puede ayudarnos a generar una autoestima más fuerte, y la seguridad para dejar de compararnos con la otra persona y medir nuestras aptitudes en base a paradigmas externos.

Aceptar nuestros aspectos rechazados es la otra parte importante del proceso. Debemos aprender a observar nuestra sombra y aceptarla tal cual es, sencillamente un conjunto de aspectos que quisimos ocultar de nosotros mismos, por considerar que nos debilitaban o empequeñecían. Debemos traer todas estas caras ocultas de nosotros mismos a la superficie, y aceptar que podemos vivir con ellas, permitiendo que dibujen los contrastes de nuestra expresión en el plano físico. A partir de ahora podremos trabajar para modificar lo que sea que no nos guste sólo con el hecho de verlo claramente y decidir de manera diferente.

Cualquier intento de cambio basado en el auto rechazo está condenado al fracaso. La resistencia es una energía de atracción muy fuerte y trabajará constantemente para mostrarnos que hay aspectos de nosotros mismos de los que todavía sostenemos un prejuicio. La única manera de contrarrestar el rechazo es con amor, aceptando la naturaleza de quiénes somos y lo que hemos venido a expresar al mundo.

Cuando un niño se cae aprendiendo a caminar, no lo miramos con reprobación diciendo “arriba tonto, no te caigas”, sino que nos acercamos con amor y lo ayudamos a levantarse, comprendiendo que la caída es una instancia normal del proceso de aprendizaje. ¿Por qué entonces no somos capaces de la misma consideración con nosotros mismos? Debemos aprender a aceptar nuestros errores con amor, a levantarnos y seguir caminando, comprendiendo que es todo parte del mismo proceso que comenzamos el día en que nos encarnamos en un cuerpo físico.

 

*Imagen top cortesía de pl.forwallpaper.com  – Imagen Kung Fu Panda cortesía de disneyscreencaps.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s