Superactividades que equilibran el campo energético

equilibrar-la-energia-superactividades-top

En las últimas semanas pusimos énfasis en las maneras de mantener un campo aural limpio y equilibrado con las diferentes tareas a las que nos dedicamos durante la semana (si no leíste la nota, encontrarás de utilidad hacer un repaso). Cada parte de nuestra vida tiene gran importancia, y para ser seres equilibrados debemos llevar una vida equilibrada.

Aún así, hay actividades puntales que trabajan en gran profundidad sobre el estado de nuestro campo aural, y que para mí son “superactividades”, porque nos ayudan a compensar y equilibrar muchísimos aspectos a la vez. No estamos obligados a utilizar estas superactividades para mantener un campo limpio y equilibrado, pero ciertamente ayudan muchísimo, y es buena idea incorporar al menos alguna de ellas en nuestra rutina.

Yoga

Yoga debe ser una de las actividades más completas que he experimentado en la vida. Realizada correctamente, trabaja TODOS los niveles del campo aural, equilibra los hemisferios, restaura el flujo energético natural del cuerpo y energiza todo el sistema. Hay diferentes estilos de Yoga que se adaptan a las necesidades de cada individuo, acorde a su biotipo energético y a su personalidad, aunque siempre son recomendables los estilos tradicionales, y no tanto las deformaciones modernas que despojan a esta disciplina de algunos de sus aspectos más profundos y fundamentales, y no son tan efectivos.

Realizar Yoga asiduamente, en prácticas grupales e individuales, ayuda a la conexión con el cuerpo y a tomar consciencia del estado de la mente, reconectando ambos planos, y realineándolos con el plano espiritual. Equilibra el flujo de energía en el cuerpo y revitaliza el sistema. Complementarlo con caminata o algún otro ejercicio aeróbico incrementa los beneficios y hace mayor hincapié en el trabajo cardíaco y circulatorio (energético y físico).

Tai Chi – Qi Gong

Y como no podría ser de otra manera, las culturas orientales nos siguen aportando beneficios mediante su conocimiento milenario. El Tai Chi y el Qi Gong son actividades que trabajan con lo sutil y lo físico, equilibrando y manipulando a conveniencia el flujo energético. Podemos utilizar los ejercicios de respiración y manipulación de energía del Qi Gong, o los suaves movimientos de las formas de Tai Chi para generar más presencia y enraizarnos en este momento (idealmente, ambos combinados).

La práctica del Tai Chi y el Qi Gong incrementa tanto la energía como la conexión cuerpo-mente. Equilibra los hemisferios pasivo-agresivo (Ying-Yang) y aumenta el flujo de energía en general. Practicando la respiración y el arraigamiento mediante estas técnicas (realizadas correctamente y a conciencia) se fortalecen del 1º al 3º nivel del campo aural. Si utilizamos esta práctica como paso previo para alcanzar el estado meditativo o el silencio interno, estaremos trabajando también los niveles 6 y 7 del campo.

Caminata

La caminata es una de mis actividades predilectas para la limpieza y revitalización. Me ayuda a enraizarme y conectar con el cuerpo cuando estoy estresada, y a liberar cualquier tipo de residuo energético cuando mi cuerpo se siente cargado o pesado. La actividad aeróbica ayuda a re-circular la energía por todo el cuerpo y a elevar el estado vibratorio general.

Cuando hacemos caminatas asiduas en espacios verdes, los beneficios de esta actividad se incrementan. Si aplicamos técnicas de respiración profunda y utilizamos el momento para conectar con el cuerpo, estaremos ganando beneficios en los niveles 1°, 2° y 3° del campo aural. Si compartimos alguna de estas caminatas con amigos o allegados, trabajaremos también el 4°nivel. Si concluimos la actividad con unos minutos de relajación, respiración y meditación, trabajaremos también los niveles 6° y 7°. Si al comenzar o concluir la actividad nos apoyamos durante unos minutos contra un pino, se equilibrará también la frecuencia vibratoria general de nuestro campo energético (no es chiste, inténtenlo).

Respiración profunda

La respiración es indiscutiblemente la función más importante ejecutada por nuestro cuerpo. Podemos pasar varios días sin comer o beber, pero unos pocos momentos de no respirar pueden significar la muerte para nuestro cuerpo físico. Utilizamos la respiración para oxigenar tejido, músculos y órganos, pero también para conectarnos con el momento presente, relajar la mente o controlar los impulsos emocionales.

Los ejercicios de respiración pueden equilibrar todo nuestro sistema por virtud de lo que son… aliento de vida. Una manera increíblemente útil y sencilla de utilizar la respiración para equilibrar nuestro sistema consiste en utilizar respiración abdominal y llevar la atención a cada uno de nuestros centros energéticos.

Para realizar una respiración abdominal profunda, utilizaremos la función del diafragma para ampliar nuestra capacidad pulmonar. Para esto, inflaremos el abdomen con cada inhalación, permitiendo que el diafragma baje y se amplíe la capacidad pulmonar. Al exhalar, hundiremos el ombligo, lo que ocasionará que el diafragma presione la parte baja de los pulmones, expulsando todo el aire viejo y carente de energía que pueda estar almacenado.

A esta respiración, sumaremos nuestra capacidad para dirigir la conciencia y la presencia, llevando nuestra atención hacia los diferentes centros energéticos (entre las piernas, 4 dedos por debajo del ombligo, debajo de la boca del estómago, en el centro del pecho, en la garganta, en el entrecejo y en la coronilla). Podemos permanecer varias respiraciones prestando atención a cada centro o quedarnos tanto tiempo como lo consideremos necesario (a veces es más fácil realizar este ejercicio cuando llevamos las manos a la zona indicada). Si somos capaces de sentir el flujo energético que acompaña la respiración, nos ocuparemos de sentir este movimiento mientras prestamos atención al centro energético en cuestión.

 

Implementar cualquiera de estas actividades en nuestra rutina nos aportará maravillosos resultados, pero mientras más de ellas combinemos, más palpables serán los efectos percibidos. Los invito a probar y comentar los resultados, y a compartir qué otras actividades utilizan para equilibrar el campo energético.

 

10 comentarios en “Superactividades que equilibran el campo energético

  1. Ernesto dijo:

    Gracias Adriana muy buena ayuda, ojala pudiéramos a través de la voluntad sacar tiempo para estas actividades y llevarlas a la practica.

    • Adriana D.A.S. dijo:

      Hola Ernesto, gracias por dejar tu comentario. A veces no es tan difícil como parece, y ponemos muchas excusas. Si tan sólo implementáramos 10 o 15 minutos al día para alguna de estas actividades ya sería de gran ayuda, y sin importar lo complicados que sean nuestros tiempos, seguramente que podríamos hacernos 10 minutos al día para mejorar el bienestar. Es cuestión de proponérselo. Saludos!

  2. MARPUETA dijo:

    Adriana como tú dices es cosa de proponérselo para mejorar nuestro bienestar, yo hago caminatas diarias, lastima que no son en espacios verdes ,porque en la ciudad es difícil encontrarlos ,he ido incorporando las respiraciones en la mañana al despertar, me falta despejar mi mente a los pensamientos continuos, bueno todo no se puede de una, pero con el tiempo espero mejorar ese problema.
    Tus consejos y recomendaciones son de mucha ayuda, mejor si uno coloca de su parte.
    Gracias por tus publicaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s