Cómo utilizar y cómo no utilizar las afirmaciones para lograr resultados

como-usar-afirmaciones-para-obtener-resultados-top

Hoy en día, la utilización de afirmaciones como herramienta para el trabajo interno es muy conocida y puede encontrarse en muchísimos sistemas de sanación. Como no hay herramientas mágicas, hay personas a las que las afirmaciones las ayudan en gran medida, y personas a las cuales no les hacen efecto.

¿Por qué existe esta diferencia en los resultados? ¿No deberían todas las herramientas funcionar por igual con cualquier persona? En realidad no, ya que no depende sólo de la herramienta en sí, sino de cómo la utilizamos. Cuando alguien nos da un martillo, podemos usarlo para martillarnos un dedo o para construir una casa, y con todas las herramientas es lo mismo.

¿Cómo podemos utilizar las afirmaciones de manera constructiva, y cuándo se vuelven destructivas? El secreto está, como siempre, en el ojo con el que se mira (y en la intención con la que se las usa).

¿Cómo funcionan las afirmaciones en nuestro sistema?

La idea de utilizar afirmaciones es, básicamente, alimentar una nueva manera de pensar; yo lo llamo “regar la plantita”. Por ejemplo, si todos los días estamos rumiando mentalmente un pensamiento de “no soy bueno, no sirvo para nada”, esa es la plantita que venimos regando durante mucho tiempo. La energía se dirige adonde se enfoca nuestra atención, y como nuestra atención está puesta en que “no servimos para nada”, entonces esa será la realidad para nosotros, y así trascurrirá nuestra vida, aunque esta afirmación no necesariamente sea verdad.

La idea en este caso sería dejar de regar la plantita del “no sirvo para nada”, y comenzar a regar la plantita de “soy una persona valiosa, con mucho para dar, y puedo lograr todo con sólo proponérmelo”. Es decir, que sacamos la energía de un viejo patrón de comportamiento, y la invertimos en algo nuevo, más beneficioso y constructivo. De esta manera, poco a poco vamos energizando la idea de algo diferente, y nuestro sistema físico, mental y emocional se va modificando acorde a las nuevas órdenes recibidas.

La planta que no regamos no muere inmediatamente, sino que se va secando poco a poco, mientras simultáneamente va creciendo la planta que comenzamos a regar. Es importante tener esto en cuenta porque a todos nos encantan los efectos inmediatos, y cuando nos decidimos cambiar ¡queremos que sea YA! Pero nuestro cuerpo y nuestra mente no funcionan así, y hay que regar una planta diferente durante bastante tiempo para que lo viejo muera, y lo nuevo crezca.

¿Por qué no me funcionan las afirmaciones?

Lo que mueve la energía no es la afirmación en sí, sino la intención y la energía que estamos invirtiendo en ella, por lo que si no creemos que debemos cambiar algo, o si no creemos que algo puede cambiar, nada sucederá. En este sentido, no sirve repetir como cotorras palabras vacías, cuando nuestras creencias y emociones nos están contradiciendo todo el tiempo. Incluso sucederá lo contrario, porque mental y emocionalmente estaremos alimentando una creencia diferente, sin importar lo que digan nuestras palabras.

Siguiendo el ejemplo de más arriba, podemos repetir constantemente que somos valiosos, pero si inmediatamente anulamos esta información en nuestra mente pensando “qué mentira que es esto, no sirvo para nada”, y así es como nos estamos sintiendo, permaneceremos en el mismo lugar de siempre, y nada cambiará.

Muchas personas invierten gran energía en palabras cuando realmente no están dispuestos a cambiar sus creencias internas. La clave no es hacerlo perfecto, sino abrir nuestra mente a la posibilidad de que nuestras percepciones no son necesariamente ciertas, y pueden cambiar. Requiere de mucha fuerza de voluntad darse el espacio para afirmar y sentir algo diferente y no permitirse caer nuevamente en los pensamientos negativos.

¿Cómo abrirnos a nuevas posibilidades?

Como siempre, lo primero que debemos hacer es observar nuestros patrones de pensamiento o de comportamiento negativos, aceptarlos y tomar consciencia de ellos. No podemos trabajar sobre la desvalorización si no aceptamos que nos estamos desvalorizando, y lo mismo si no nos permitimos aceptar que en realidad somos personas valiosas (aunque aún no seamos capaces de verlo).

Primero debemos tomar la creencia errónea y darnos cuenta de que es sólo eso, una creencia, un pensamiento, y que como tal, puede ser reemplazado por otro, ya que no tiene una sustancia real. Darnos cuenta de que nuestros pensamientos y creencias son sólo ilusiones que nosotros mismos hemos construido no sólo resta fuerza a viejas creencias, sino que da espacio para crear nuevas estructuras de pensamiento.

Lo difícil del asunto es dejar de identificarnos con nuestras creencias, ya que la mayoría de las personas se sienten definidas por sus sistemas de pensamiento, y prefieren seguir sufriendo antes de aceptar que puede existir algo diferente. Prefieren seguir teniendo razón acerca de sus propios defectos que aceptar que estaban equivocados, liberarse y ser felices (y acá que nadie pare la nariz, porque esto lo hacemos TODOS, de una forma u otra).

Entonces, el segundo paso sería, luego de tomar consciencia, aceptar que hay otra manera de ver las cosas, y que podemos sentir, pensar y actuar de manera diferente, ya que es nuestro derecho, y está dentro de nuestras capacidades. Hay otra alternativa para nosotros, hay otra manera de ver esto, hay otra manera de sentir… y hay infinidad de plantas para regar.

¿Cómo podemos usar afirmaciones constructivamente?

Ya que la mejor manera de alimentar algo nuevo es mediante la creencia, debemos adoptar una nueva línea de pensamiento que esté dentro de nuestras posibilidades, algo que podamos creer. Si pensamos que en este momento estamos en cero, sería muy difícil considerar la posibilidad del diez, pero un dos… es algo más real y tangible.

La sobre-exigencia y la baja autoestima son cosas que se ven prácticamente todos los días en consulta, y están muy generalizadas. Cuando una persona se critica duramente y sólo puede observar sus defectos, yo no espero que de un día para otro se sienta la encarnación de la divinidad, pero sí que aprenda poco a poco a ver las cosas que ya están ahí, y están escapando a su percepción. Una persona que considera que su vida fue un fracaso, seguramente no esté viendo todos los pequeños y grandes logros de los que fue capaz, debido a su propio estado de negatividad.

Volviendo al ejemplo de la desvalorización, podríamos utilizar las afirmaciones en la escala que veremos a continuación, avanzando peldaño por peldaño una vez que la persona se siente cómoda con la nueva creencia. Así, con el pasar del tiempo (con mucho empeño y paciencia), podemos pasar del cero al diez de una manera gradual, que nuestra mente pueda asimilar (o aunque sea un siete, o un ocho, o el lugar en el que nos sintamos cómodos y felices).

En estos ejemplos, la afirmación en cuestión es la letra cursiva, y la oración previa sería la evidencia en la que se basa la nueva afirmación. Todos tenemos algo que hacemos bien, todos podemos escalar para pasar de 0 a 10, y este ejemplo puede utilizarse para arrancar de cualquier peldaño (a veces funciona poner las cosas por escrito a medida que vamos avanzando).

Tabla de niveles para trabajar con afirmaciones:

Nivel 0 =Soy un inútil, no sirvo para nada.

N 1 = Estoy vivo, y respiro –> “Se me ha dado la vida, por lo que tengo tanto derecho a vivir como cualquier otra persona.

N 2 = La verdad es que sé cocinar, y me doy bastante maña para eso, por lo que se puede decir que –> “Hay algo que puedo hacer decentemente”

N 3 = Soy capaz de hacer muchas cosas en la casa, mantener un hogar limpio y ordenado, o sea que –> “Hay varias cosas que puedo hacer bien”

N 4 = Soy bueno para las matemáticas, para las cuentas y para manejar responsabilidades, y puedo decir que –> “Tengo mucho potencial profesional”

N 5 = Siempre hice mi mejor esfuerzo para proveer para mi familia y estuve presente para ellos, por lo que –> “Soy capaz de ofrecer algo de valor a mis seres queridos o personas cercanas”

N 6 = Siempre tuve la capacidad de ayudar a otras personas, y de estar para ellas, por lo que puedo afirmar que –> ”Puedo hacer cosas de valor que contribuyen al bienestar de otras personas

N 7 = Tengo una buena formación, voluntad y la correcta intención para hacer lo que sea necesario, por lo que –> ”Tengo algo de gran valor que contribuir a la sociedad

N 8 = Soy capaz de mirar en mi interior y acceder a mis emociones, para trabajar con ellas –> ”Estoy en un importante proceso de profundización y maduración emocional

N 9 = Soy una persona emocionalmente abierta y capaz de escuchar a otros –> ”Tengo mucho amor para brindarme a mí mismo y a los que me rodean

N 10 = He crecido enormemente en el último tiempo, aprendiendo a conocerme a mí mismo y trascender mis limitaciones –> ”Soy un aspecto de la divinidad, y me amo tal cual soy

 

Algunos tips para el trabajo con este sistema:

  • Esta tabla puede utilizarse para cualquier ejemplo que se les ocurra, y no sólo para la desvalorización. Podemos cambiar cualquier tipo de creencia o pensamiento destructivo o que ya no nos sirve, y convertirlo en algo nuevo mediante aplicarlo a la escala, utilizando una afirmación que se adapte a cada caso.

 

  • Es importante no apurarse en el proceso, y no pensar en lo que vendrá. Si estamos en el nivel 2 de la escala, entonces es ahí donde trabajaremos, sin pensar en los siguientes niveles hasta que nos hallemos estables en este nuevo paradigma, y nos tomaremos todo el tiempo necesario hasta que esto ocurra.

 

  • Buscar un aspecto de nuestra vida que nos sirva para basar nuestra nueva afirmación. Lo que vemos más arriba son simplemente ejemplos, cada persona es diferente y tiene variadas virtudes, pero todos tenemos algo. Sin importar lo pequeño que sea, seguramente será mejor que “no sirvo para nada”, que es el absoluto cero. A partir de ahí vamos buscando cosas más y más importantes para basar nuestras afirmaciones e ir escalando peldaños.

 

  • Ser realistas acerca de dónde estamos en la tabla de afirmaciones. Este es un trabajo que hacemos para nosotros mismos, y no nos ayudará a menos que nos sinceremos con respecto a nuestras verdaderas creencias. Si no sabemos dónde estamos parados, tampoco sabremos cómo recorrer el camino que nos queda. Esto no es una competencia, no necesitamos compararnos con nadie.

 

  • Utilizar todos los niveles que sean necesarios. Del 0 al 10 podemos avanzar con toda la escala poco a poco, y utilizar todos los niveles intermedios para llegar adonde podemos llegar, o podemos saltarnos algún nivel si sentimos que estamos listos. También podemos ir cambiando los ejemplos en los que se basa la afirmación y pasar por diferentes aspectos de nosotros mismos en el mismo nivel antes de avanzar al siguiente.

 

  • Como consigna, el punto cero es el de mayor negatividad o dualidad, y el 10 es el de mayor amplitud o expresión de la divinidad. Es importante tener en cuenta esto porque mientras trabajemos solamente aspectos materiales o físicos, no hemos integrado todos los aspectos y no estamos en 10.

 

  • NO ES NECESARIO LLEGAR A 10. Podemos quedarnos en cualquier nivel de la tabla que nos resulte aceptable y nos cause bienestar. Este no es un trabajo que necesariamente deberá comenzar y terminar, sino que deberemos realizarlo para el resto de nuestras vidas. Podemos retomarlo en cualquier momento o dejarlo como está, nadie nos obliga a nada, no hay bien y mal, correcto ni incorrecto. Lo hacemos para sentirnos mejor, más alineados y más felices, ni más, ni menos.

 

 

Este es un modelo de trabajo que nos ofrece una estructura real y coherente para el trabajo con afirmaciones, y que se adapta a las posibilidades de cada uno. Pueden dejar cualquier duda o consulta en los comentarios, y también compartir sus experiencias con la herramienta, para que todos podamos continuar aprendiendo juntos.

 

  • Imagen top cortesía de pixabay.com

2 comentarios en “Cómo utilizar y cómo no utilizar las afirmaciones para lograr resultados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s