Guía fácil para meditar y obtener beneficios YA

Yo soy una de esas personas a las que les cuesta parar la cabeza. Puedo estar en silencio por fuera, pero por dentro… torbellino. Estar en silencio o practicar la meditación no es sencillo para mí, pero con el tiempo he descubierto algunas herramientas que me ayudan. Te comparto una en esta guía fácil para meditar.

Hay personas que se niegan rotundamente a practicar actividades como Yoga o ejercicios de meditación, porque los “aburre” (lo cual en verdad es una excusa para no querer disminuir un poco la velocidad y generar esa comunión con su interior).

Tampoco es necesario sentarse durante una hora hasta que nos duele todo el cuerpo o internarse en un retiro de fin de semana. Unos pocos minutos y hasta segundos a veces son suficientes.

Ahora te cuento por qué meditar o hacer cualquier tipo de actividad que nos lleve a estar un poco en silencio es absolutamente necesario para mantener nuestro estado de salud. Y cómo puedes obtener beneficios YA de la meditación en esta guía fácil.

Dormir no es suficiente

A mí me encanta hacer cosas, y ya me pongo a pensarlas antes de tener que hacerlas. No hay nada de malo en que nos guste hacer cosas, y un poco de planificación puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza a futuro. El problema es que generalmente los pensamientos nos piensan a nosotros. Es decir, que aunque queramos dejar de pensar no podemos, tan enchufados estamos.

De la misma manera en la que nuestro cuerpo necesita descansar, la mente también.

Bueno, para eso puedo dormir”, dirán algunos, pero no señor, no es así…

Como a lo largo del día tenemos tanta actividad mental, somos muy proclives a descansar inadecuadamente. Estuvimos todo el día con un mar de preocupaciones y responsabilidades, llegamos a casa y nos ponemos a cocinar, a estudiar, a mirar la tele… y la pobre cabeza no para.

En este estado, nos vamos a dormir y muy probablemente lo hagamos pero, incluso sin darnos cuenta, nuestra mente no estaba en estado relajado y aunque durmamos no lo hacemos a profundidad.

Cuando la mente está tensa, el cuerpo también, y esas tensiones en el cuerpo también colaboran para que el descanso no sea óptimo.

¿Cómo te afecta esto?

Con el pasar de los años y esta rutina, el cuerpo comienza a utilizar sus reservas de energía ya que no recarga, y poco a poco se va desvitalizando, sin que siquiera nos demos cuenta de ello.

Nuestros órganos tienen menos energía y quedan expuestos a invasores externos porque nuestro sistema inmune se va debilitando.

Hay personas que creen que resfriarse 2 o 3 veces al año, o tener alergias estacionales es normal… Que sea un cuadro generalizado no significa que sea normal, significa que como sociedad no estamos haciendo las cosas bien.

Le tensión y el cansancio mental va generando contracturas y bloqueos a lo largo del cuerpo físico-energético, y cada vez nos sentimos más cansados. Nosotros lo llamamos envejecer… ¿a los 30 o 40 años? ¿No seremos muy jóvenes todavía para echarle la culpa a los años?

¿Cómo te beneficia practicar el silencio mental?

A nivel físico, practicar la relajación y la meditación nos ayuda a respirar mejor (lo cual energiza y desintoxica el cuerpo), a dormir mejor (lo cual eleva el sistema inmune, nos da energía y mayores capacidades mentales), a rejuvenecer (el cuerpo se regenera mejor cuando no está en estado de estrés), y a realizar todas nuestras actividades diarias con una mejor calidad.

A nivel mental, nos sentimos más enfocados y concentrados, mejora la memoria y la capacidad de asociación de los pensamientos (obtenemos respuestas o conclusiones deductivas más rápido) y permanecemos más conectados con el momento presente.

A nivel emocional, tenemos una mayor consciencia de lo que sentimos (prestamos más atención a nuestro estado interior), podemos administrar mejor nuestras emociones, permaneciendo más centrados aún en momentos difíciles o conflictivos, y tendemos a tener menor cantidad de pensamientos negativos (o sea, somos más optimistas).

Cómo obtener YA los beneficios de practicar el silencio mental

Cuando le damos una oportunidad a practicar algunos ejercicios de relajación y silencio mental, el cuerpo no espera para aprovechar todos los beneficios.

Podemos obtener beneficios sólo con destinar un minuto a pasar la atención a nuestro interior o el tiempo que nos toma hacer unas cuantas respiraciones.

Es preferible dedicar unas cuantas ocasiones al día a hacer unas respiraciones conscientes que esperar al fin de semana a dedicar media hora para meditar.

Nuestro cuerpo necesita el descanso YA, no cuando nosotros decidamos darle un lugar es nuestra ocupada agenda. El que dice que no tiene un minuto, 3 o 4 veces al día para hacerlo, se está engañando a sí mismo.

Aquí mismo te explico cómo hacer unas cuantas respiraciones conscientes, donde sea que estés leyendo esta nota (en el trabajo, caminando por la calle, en un café o en el transporte público, no importa!). Te acompaño desde mi escritorio, y las practicamos juntos…

Comenzamos en este momento…

– Parado/sentado/acostado, como estés en este momento. Comienza a sentir cómo respiras. ¿Tu respiración es superficial, rápida, lenta, entrecortada? No juzgues, sencillamente toma consciencia de ello.

– Inhalando y exhalando en la medida de lo posible siempre por la nariz, comienza a profundizar la respiración. Infla el abdomen como un globo al inhalar, y hunde el ombligo al exhalar, para abarcar una mayor capacidad pulmonar. Si puedes cerrar los ojos, mejor.

Realiza unas cuantas respiraciones de esta manera, siguiendo el recorrido del aire cuando entra a través de la nariz y baja hacia los pulmones, y el recorrido inverso al salir del cuerpo. Haz cada respiración tan larga como puedas.

– Toma consciencia mientras respiras, que con cada inhalación tu cuerpo se energiza, y con cada exhalación se desintoxica.

– Cuando lo desees, vuelve a la respiración normal y tómate unos momentos para observar cómo te sientes en tu interior, tu cuerpo y tu mente.

Yo noto que con sólo unas respiraciones todo mi cuerpo siente el efecto. Inmediatamente bajan las tensiones, tanto físicas como mentales, y mis emociones se estabilizan. Incluso me mejora el estado de ánimo.

¿Sentiste que algo cambió en tu interior? Si te costó no importa, la próxima saldrá mejor.

Comienza a aplicar este ejercicio varias veces a lo largo de tu rutina diaria, y tendrás resultados garantizados. Los problemas a veces no se verán tan amenazantes, y tu poder personal crecerá, a medida que te conectas con tu interior.

 

5 comentarios en “Guía fácil para meditar y obtener beneficios YA

  1. Julieta dijo:

    Hola, soy terapeuta en biomagnetismo médico desde hace muy pocos meses. Por no saber que tenía que meditar, me enfermé de los malestares que traían mis pacientes. He leído tu infiormación, entonces durante las respiraciones me puedo programar a mi misma de que yo no me voy a enfermer de nada que intente curar en los pacientes? así lo declaro con mis palabras y ya? Mil gracias y saludos 🙂 Atte. Julieta

    • Adriana D.A.S. dijo:

      Hola Julieta. Si bien meditar ayuda muchísimo previamente a la terapia como medida de protección energética, no es la única variable a tener en cuenta. Sí hay que prestar también mucha atención a la respiración, ya que al respirar activa y constantemente movilizamos más cantidad de energía y estamos menos proclives a recibir alguna adherencia, pero también debemos prestar atención a descansar correctamente, alimentarnos con nutrientes de calidad y hacer actividad física que limpie y vitalice nuestro campo energético. Me llama la atención que te hayas contagiado 2 veces (es mucho!). Recordá también utilizar una amatista grande colgada sobre el pecho como filtro, y practicar asiduamente auto Reiki, para elevar las vibraciones de tu campo. Aplicá todas estas medidas y volvé a contactarme, para ver cómo fue. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s