20 signos de que te estás beneficiando de meditar, aunque no te des cuenta

20-beneficios-de-meditar-top

Practicar la meditación puede ser a veces confuso. Hay días en los nos sentimos elevados de nuestra realidad cotidiana, y días en los que parece que nuestra mente está enchufada a 220 volts.

Una de las preguntas más frecuentes que tienen las personas cuando meditan es “¿Lo estoy haciendo bien?”, y es que es muy difícil saber si estamos teniendo éxito cuando hay días que no podemos despegar ni 2 milímetros del suelo.

A veces el problema es que buscamos señales del éxito durante la misma práctica de la meditación, cuando los beneficios de la meditación no se experimentan en la práctica, sino a lo largo del resto de nuestro día.

Entonces, durante una sesión en la que realmente tuvimos problemas para “desconectarnos”, sentimos que no somos buenos para esto, o que obtener beneficios de la meditación tal vez no sea nuestro camino.

La realidad es que, muchas veces, no necesitamos tener una sesión completa de media hora de meditación para obtener resultados, y aunque parezca que no hicimos nada bien, sólo el hecho de intentarlo ha cambiado el ritmo interno de nuestra energía y nuestra percepción.

Es por eso que decidí hacer una lista de algunos beneficios de la meditación que pueden observarse en el día a día, que puedes tomar como evidencia de que tus sesiones de meditación están funcionando. Estas son sólo algunas señales que se me ocurren sin necesidad de pensarlo mucho, lo que quiere decir que seguramente experimentes otros beneficios que no estén listados aquí:

 

  1. Te dan ganas de meditar más seguido.

Como un cuerpo bien ejercitado pide más ejercicio, porque le hace bien, un sistema acostumbrado a la meditación también tendrá el impulso de meditar más seguido.

  1. Te sientes más energizado.

La meditación armoniza las energías y restaura su flujo natural en nuestro sistema, por lo que meditar es un excelente energizante.

  1. Estás más relajado o contento durante el día.

La meditación libera en nuestro sistema sustancias benéficas para nuestro cuerpo y nuestro estado de ánimo, permitiendo una mayor relajación y actitud general.

  1. Descansas mejor por la noche.

Al experimentar nuestro día de manera más relajada, estamos en un estado más apto para conciliar un sueño profundo durante la noche.

  1. Te concentras mejor en tus tareas diarias.

Al disminuir la actividad mental y las preocupaciones, podemos concentrarnos mejor en lo que estamos haciendo, elevando la calidad de todas nuestras tareas.

  1. No sientes tanta necesidad de dramatizar ante los problemas u obstáculos.

Si tu mente está libre de juicios, los problemas se vuelven menos graves, ya que puedes ir lidiando con ellos momento a momento.

  1. Estás más positivo, o neutral.

Piensas menos en las preocupaciones o en lo que puede salir mal, y te encuentras teniendo más momentos de silencio o viendo “el vaso medio lleno”.

  1. Te sientes más centrado mentalmente.

Eres más capaz de canalizar la energía mental hacia donde tú quieres que vaya, y no “eres pensado” por tu mente hiperactiva.

  1. Sientes más contacto con tus emociones, pero no te dominan.

Al tener mayor conexión con tu cuerpo, puedes notar con más claridad tus emociones y reacciones, pero puedes dejarlas fluir naturalmente.

  1. Te acompañas mejor en tus momentos de soledad.

Meditar nos ayuda a estar solos con nuestro interior, y aprendemos a ser nuestros mejores compañeros, estemos solos o acompañados.

  1. Estás más presente.

Al tener una mente enfocada y las emociones bajo control, tienes más capacidad de permanecer presente en todas las situaciones (incluso en las que antes te parecían aburridas o tediosas).

  1. Recibes respuestas espontáneas ante diversas situaciones.

La meditación alinea nuestro chakra de la coronilla con la energía universal o divina, recibiendo información “inspirada” proveniente de nuestros planos superiores.

  1. Estás más consciente de lo que sucede dentro de tu cuerpo.

Poniendo más atención adentro y no tanto afuera, comienzas a notar el estado de tu cuerpo físico y energético, y aprendes a conocerlo mejor.

  1. Piensas menos en tus miedos.

Debido a que los miedos se basan en un exceso de actividad mental, y pocas veces son reales, al bajar la actividad mental, también se reducen la cantidad de pensamientos temerosos y dudas.

  1. Tomas mejores decisiones en menos tiempo.

Cuando podemos tomar decisiones despojándonos de nuestros miedos, somos más objetivos y no necesitamos pensar tanto para llegar a una conclusión y decisión adecuada ante cualquier situación.

  1. No te importan o molestan tanto las acciones de otras personas.

Como estamos más centrados en nuestra propia energía, acciones y pensamientos, restamos importancia a las acciones de otras personas, sin tomárnoslo tan personal.

  1. No te identificas tanto con tus pensamientos.

Al meditar aprendes que la mente está llena de pensamientos, pero que no necesitas “engancharte” con cada uno de ellos, sino que puedes dejarlos pasar y seguir con tu vida.

  1. Te sientes más creativo.

Conectarnos con nuestra energía original no sólo puede darnos respuestas inspiradas, sino también una inacabable creatividad.

  1. Te enfermas menos.

Está científicamente demostrado que meditar mejora las defensas del cuerpo (probablemente debido a una mejor administración de la energía, y porque el pensamiento positivo o neutral refuerza también el sistema inmune)

  1. No tienes tanta necesidad de controlar el exterior.

Cuando tu mayor conexión está en tu mundo interno, te empoderas y te vuelves responsable de tu vida, disminuyendo la necesidad de controlarlo todo para sentirte más seguro… ¡todo está bien con el mundo! J

 

Como he mencionado previamente, puedes obtener beneficios de la meditación que no están listados aquí, pero también puedes comenzar a notarlos poco a poco, de a uno a la vez.

¡Si no has percibido beneficios de tu práctica no te rindas! A veces puede tomar un poco de tiempo, pero los beneficios están asegurados. Tal vez sólo debas encontrar la práctica de meditación adecuada para ti.

AHORA ES TU TURNO:

¿Cuánto tiempo dedicas a la meditación a lo largo del día? ¿Has experimentado estos u otros beneficios de tu práctica? ¡Deja tu comentario!

¿Te resultó útil o interesante este artículo? ¡COMPÁRTELO!

Un comentario en “20 signos de que te estás beneficiando de meditar, aunque no te des cuenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s