El significado de las festividades en tu camino de sanación

navidad-y-sanacion-top

Estamos llegando a la etapa final del año, y esto puede ser causa de introspección. Las festividades pueden ser una vorágine más, en la que nos perdemos en reunión tras reunión, y viejos patrones familiares, o en la que podemos acrecentar la comunión con nuestro ser interno, y acelerar nuestro proceso de sanación.

Las fiestas pueden tener un lugar significativo en nuestro camino de sanación si las utilizamos adecuadamente, y como para muchos este es un momento de gran estrés laboral y mucha actividad, decidí dedicar un poco de tiempo a tratar el tema de cómo podemos aprovechar esta época para volver a nuestro centro, percibirnos más adecuadamente y encarar el próximo paso en nuestro desarrollo personal.

Hoy voy a hablar de algunos temas puntuales con respecto a cómo las festividades pueden ayudarnos a encontrar nuestro centro (o a perderlo), y a cómo influencian nuestro proceso de sanación.

Seguir leyendo

¿Por qué puede ser tan difícil el cambio? El ABC para lograr cambios en tu vida

como-lograr-cambios-top

La mayoría de nosotros busca generar mejoras en su vida. Queremos más dinero, más salud, un cambio laboral, profundizar nuestros lazos afectivos… es normal, encarnamos seres humanos en estado de evolución, y queremos que nuestra vida evolucione.

Muchas personas que desearían un cambio lo desestiman, porque creen que no es para ellos, porque sienten que hay cosas que no pueden cambiar, porque dicen no tener la voluntad ni las herramientas adecuadas… es decir, por cual sea la excusa de turno que su mente quiso encontrar para dejarse vencer por sus propias resistencias.

Incluso muchos de nosotros decidimos llevar adelante los cambios deseados, sintiendo que avanzamos y, sin embargo, encontrándonos una y otra vez nuevamente en el punto de partida.

¿Por qué puede ser tan difícil cambiar? ¿Cuál es la necesidad que encontramos de refugiarnos en la comodidad de lo conocido? Aún cuando hemos experimentado muchos cambios buenos en nuestra vida, siempre llega ese nuevo paso que nos hace cuestionarnos una vez más, y caer en la duda.

Seguir leyendo

3 sencillos tips para lograr grandes cambios de vida

3-formas-de-cambiar-tu-vida-top

Todos queremos que nuestra vida mejore. No porque no estemos contentos con lo que tenemos (aunque a veces sucede), sino porque siempre queremos avanzar. Queremos saber más cosas, queremos ser mejores en todos los aspectos, queremos tener mayor bienestar, queremos ser más felices, en fin, ya sabes a lo que me refiero.

A veces esperamos que las mejores cosas de la vida lleguen solas, como por arte de magia, y en algunas ocasiones sucede… el resto de las veces debemos hacer algo para que las mejoras lleguen (es decir, la mayoría de las veces).

A veces el cambio requerido es interno y a veces externo, pero siempre que esperemos mejoras en nuestra vida, tendremos que estar dispuestos a andar el camino. Tomar consciencia de nuestro estado interno, de nuestros hábitos, de nuestros pensamientos, o directamente hacer algo que lleve a los resultados esperados.

¿Estás planteándote hacer mejoras en tu vida en este momento? ¿Te preguntas a veces por qué los cambios son tan difíciles, a pesar de nuestros mejores esfuerzos?

Hoy te comparto 3 sencillos tips para lograr esos cambios de vida que estabas esperando, y que vendrán para quedarse.

Seguir leyendo

El poco constructivo hábito de la queja

Si hay algo para lo cual han sido buenos mis últimos días, es para fomentar la queja. Tuve todas las oportunidades y las excusas, incesantemente durante más de una semana, un suceso tras otro. Y fue tentador… llegó un punto en el que mi estado era mucho menos que zen, y estaba de un humor terrible.

despertar al ser avatar

En estos momentos podría estar quejándome de que no me funciona el editor de imágenes. Pero no señor, pongo el ávatar, y listo.

La realidad es que podría haber dejado que mi ego se aproveche de estos momentos para sentirse víctima y golpearse el pecho, pero no hay justificación tan grande como para alimentar el hábito de la queja, y si bien tuve mis oportunidades para “ventilar” las frustraciones y malestares (y lo hice, porque era mejor que explotar), dejé que pasen como momentos fugaces y, una vez movilizada la energía, traté de buscar soluciones en lugar de problemas (y no digo que no me costó).

Llega un punto en el que incluso es muy productivo dejar de buscar la solución, sencillamente parar y dedicar nuestro tiempo a algo que nos haga sentir en un estado centrado y de bienestar. De nada sirve seguir buscando “soluciones” estando de mal humor, sólo encontraremos más motivos para la queja (que nuestro propio estado vibratorio atrae en nuestra dirección), por lo que nunca está desperdiciado el momento que nos permite volver al centro de nuestro ser.

Seguir leyendo